Tratamiento de psoriasis

Tratamiento de psoriasis

La Psoriasis es una dermatitis caracterizada por placas eritematosas y escamosas que pueden afectar de manera considerable a la calidad de vida de los pacientes que lo sufren.

El grado de afectación es muy variable, normalmente se utiliza un índice para valorar la severidad que se llama PASI (psoriasis area severity index) que valora los diferentes grados de eritema, descamación, induración y extensión dentro de las diferentes áreas anatómicas. Cuando el PASI es superior a 10 hablamos de psoriasis moderada o severa.
Esta enfermedad conlleva la aparición de problemas psicológicos, ya que se trata de pacientes que presentan un mayor grado de ansiedad y depresión. Son pacientes que se estresan con facilidad, lo que empeora su psoriasis.
En los últimos años se ha avanzado mucho en el conocimiento de su patogenia. Hay condicionamientos genéticos, trastornos de la inmunidad innata y adaptativa y factores desencadenantes como el estrés o procesos infecciosos.

Síntomas

El comienzo puede ser insidioso con pequeños elementos redondos de color eritematoso y descamativo de escaso número, que incluso no llaman la atención del paciente. En otras ocasiones son placas de mayor tamaño que se localizan en codos, rodillas, cuero cabelludo y zona lumbar principalmente, aunque puede afectar a cualquier área. Existen formas generalizadas o eritrodérmicas, formas localizadas en los pliegues, formas pustulosas o formas especiales con afectación palmoplantar.

Se trata de una enfermedad hereditaria y puede tener un carácter familiar, pero no es la típica herencia mendeliana, es bastante más compleja. Actualmente no existen pruebas para descartar esta enfermedad en niños.

Tratamientos

El tratamiento depende de muchos factores como el grado de afectación, comorbilidades, cumplimiento del tratamiento…

Hay tratamientos tópicos que combinan corticoides con queratolíticos, cremas hidratantes, derivados de la vitamina D o retinoides. Existen también tratamientos sistémicos como metrotexato, etretinato o ciclosporina que por sus efectos secundarios requieren de controles analíticos periódicos. También se puede tratar con lámparas de ultravioleta A y de ultravioleta B, sin olvidar los tratamientos biológicos.

Los mayores avances se han producido en los pacientes con psoriasis moderada y grave con la aparición de los llamados medicamentos biológicos, esto ha supuesto un mejor control de la enfermedad, con una mejoría considerable en la calidad de vida de los pacientes.

La psoriasis no tiene cura y lo que le ofrecemos al paciente con psoriasis es controlar su enfermedad con el tratamiento más cómodo y seguro posible.

© 2013 Cirugía Vistahermosa.

La Clínica HLA Vistahermosa certifica sus protocolos covid-19. Más información y novedades sobre actividad