Noticia

17 Jun

Terapia fotodinámica. Una técnica muy útil en carcinomas cutáneos superficiales

Dres. Carmen Terencio y Manuel MoragónDermatología HLA Vistahermosa

La clínica Vistahermosa incorporó en el último año el tratamiento de las lesiones precancerosas cutáneas y de los carcinomas superficiales con Terapia fotodinámica. Su indicación principal son las formas extensas de queratosis actínicas y otras formas de carcinoma in situ, así como carcinomas basocelulares superficiales. Se utiliza cuando otras modalidades terapéuticas no resultan idóneas como es el caso de la cirugía o de la crioterapia.

La Terapia fotodinámica consiste en aplicar sobre la piel lesionada un compuesto (ácido aminolevulínico o de metilaminolevulinato) que tras un periodo de incubación, en el que es absorbido y convertido en protoporfirina IX (compuesto fotoactivo que se acumula en las células cancerosas), es expuesto a una fuente de luz roja que genera radicales libres, toxicidad sobre las células cancerosas y muerte celular.

Los porcentajes de curación varían según los estudios entre el 50% y 100%. Esta técnica tiene varias ventajas:

  • Excelentes resultados cosméticos y funcionales.
  • Baja morbilidad.
  • Corta duración.
  • Capacidad para tratar un extenso campo de cancerización.

La técnica tiene dos modalidades de aplicación:

  1. Una con la exposición a una lámpara artificial tras un periodo de incubación de 2 a 3 horas y en la que cubrimos la zona a tratar con papel de aluminio para evitar las radiaciones solares del exterior. La exposición a la lámpara es variable según tolerancia del paciente.
  2. La otra modalidad no necesita periodo de incubación. Se aplica previamente un filtro solar que evite las radiaciones ultravioletas y 15 minutos más tarde se aplica el ácido aminolevulinico o el metilaminolevulinato. Posteriormente el paciente se tiene que exponer a la luz visible del exterior durante 2 horas.

Con ambas modalidades hay que realizar varias sesiones (1-4) en función de los resultados, separadas por un tiempo variable. Aunque en general la técnica es dolorosa en el cuero cabelludo cuando utilizamos la lámpara de luz roja, se puede anestesiar el cuero cabelludo si la lesión no es muy extensa o bien podemos modificar los parámetros de la lámpara incrementando el tiempo de exposición para minimizar la sensación de dolor. Cuando utilizamos la modalidad de luz visible, el paciente no siente ninguna molestia, aunque posteriormente al tratamiento se tiene que proteger del sol. La técnica se puede combinar con otras modalidades de tratamiento de estas lesiones como es el caso de la crioterapia o la aplicación tópica de 5 Fluoracilo o imiquimod.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2013 Cirugía Vistahermosa.

La Clínica HLA Vistahermosa certifica sus protocolos covid-19. Más información y novedades sobre actividad